Hay una razón por la cual el mensaje que transmites a tus empleados y clientes puede pasar inadvertido.

Por más que te esfuerces en organizar un evento “de película” para contarlo.
Y es que casi todas las empresas que realizan un encuentro con sus clientes o con su equipo persiguen los mismos fines:

 

Fidelizar a sus clientes y tener empleados felices.

Generar networking y mejorar su imagen de marca.

Diferenciarse de lo que hace su competencia.

Presentar un nuevo producto o línea de negocio.

Permanecer en el imaginario de sus clientes.

Conseguir empleados más leales a la marca.

Sin embargo, esperan alcanzar resultados diferentes haciendo siempre lo mismo:

 

Organizan un Kick-Off, una convención o una reunión para celebrar sus logros, crear cohesión entre sus empleados y transmitir su mensaje de marketing.

Buscan inspirar a su audiencia, haciéndoles vivir una experiencia cercana y positiva.

 

Pero ese importante acontecimiento acaba por convertirse en un evento más, igual a tantos otros.

 

Un instante sin chispa, emoción o novedad.

Que en lugar de ayudarles a estrechar relaciones con clientes o empleados supone más un “compromiso social” al que tienen que asistir.

Diferencia tu marca y fortalece el vínculo con tus clientes y talento humano a través de las herramientas del mundo de la cultura.

No sólo se trata de lo que cuenta tu empresa sino de cómo lo hace.

Ellos lo hicieron de una forma distinta,

¿quieres hacerlo tú también?

 Los eventos de una empresa son la mejor forma para hacer que los asistentes la conozcan y se identifiquen con los valores que promueve.

Porque si solo se tratara de informar sobre el último balance de resultados, celebrar un aniversario o transmitir información de tus productos o servicios, podrías enviar un email e invertir muchísimo menos dinero.

Cuando realizas una acción lo haces porque sabes que es la ocasión perfecta para:

Fomentar las relaciones interpersonales con clientes, socios y proveedores (networking).

Posicionar la imagen de tu marca y lo que representa más allá de los productos o servicios que ofrece.

Motivar al talento humano, ayudándoles a identificarse con tu cultura empresarial.

Y lo haces, comunicando un mensaje que consiga hacerles conectar con tu marca.

 

Pero, ¿el mensaje que transmite tu negocio es coherente con sus acciones?

 

Piénsalo.

 

Imagina que quieres conmemorar los años de trayectoria de tu empresa; inaugurar esas nuevas instalaciones o hacer un team building para motivar a tu talento humano.

 

Quizás lo que buscas es reforzar los lazos comerciales de tus socios o clientes con tu marca.

 

Probablemente, solo desees mejorar tu imagen corporativa.

 

Así que decides organizar un encuentro de fin de semana: ya sabes, las mismas dinámicas de grupo, los mismos rostros y, casi, los mismos discursos.

Y aunque el mensaje que quieres transmitir sí que es distinto,

nadie lo nota.

 

Pasa inadvertido entre tanta gente hablando de trabajo; tanta rutina detrás de los cócteles y tantos asuntos pendientes en la mente de tus asistentes.

 

¡Qué diferente sería si en sus cabezas no ocurriera nada más que el encuentro que están teniendo contigo!

Utiliza las herramientas más potentes del mundo de la cultura para quedarte en la mente de tus clientes y empleados para siempre.

¿Sabías que cuando un evento en tu empresa consigue generar impacto, puede llegar a ser más rentable que cualquier otra acción de marketing?

 

Solo mira las estadísticas:

de los asistentes a eventos de una empresa compraron el producto o servicio comercializado en el mismo. (Event Marketing Institute).

de estos consumidores se convirtieron en clientes habituales. (Event Marketing Institute).

de cada diez CEO cree que estos encuentros aumentan el alcance de su mensaje de marketing y ayuda a generar más ventas.

Y ni hablar del valor diferencial que es capaz de aportar a tus empleados.

 

Las empresas cada vez se preocupan más por cuidar a sus trabajadores y fortalecer su “employer branding”, buscan atraer y retener el talento tratando de inspirarlos para hacerlos conectar con sus valores.

 

Cuidar a las personas en tu negocio no solo se traduce en mejoras de la productividad y disminución en índices de absentismo, también da una imagen de tu marca tras bastidores.

 

Y, precisamente tras bastidores, en ymás somos especialistas.

Sabremos cómo plasmar ese mensaje que quieres comunicar, gracias a la experiencia y trayectoria de los guionistas que forman parte de nuestro equipo.

También podremos contar tu historia, inyectándole toda la fuerza y emoción que solo nuestros actores son capaces de transmitir.

Ni hablar de los recursos y escenografía que estarán tras tu mensaje; a cargo de los directores, escenógrafos y sonidistas más potentes del sector cultural español.

¿Creatividad? La que haga falta. Tu evento nunca se parecerá a ningún otro.

Y por la difusión, ni te preocupes, nuestras celebrities son capaces de convertir a sus fans en los tuyos.

¿Te animas?

Haremos que tu equipo se sienta feliz de formar parte de tu gran familia.

Les ayudaremos a potenciar su lado más creativo, a través de la risa, el trabajo en equipo y las emociones.

Lograremos que sientan la adrenalina de vivir un momento diferente que nunca se habrían esperado, y que ha sido posible gracias a ti.


Convierte a los asistentes de tu evento en los verdaderos protagonistas.

Muy pocas personas recuerdan siquiera lo que comieron en un evento.

Y mucho más difícil es que recuerden lo que escucharon en él…

Pero, si esas palabras salieran de la boca de su artista favorito…

De un storytelling conmovedor y divertido.

¿Crees que lo olvidarían?

 

Con total certeza, no. La historia, lugar y la emoción son la base para crear un recuerdo inborrable.

¿Quieres organizar un evento que emocione a tus clientes y empleados, para que se transformen en fans de tu marca?

Con ymás podrás impactarlos, motivarlos y fidelizarlos para siempre.