¿Qué es el ‘tontipop’?

(Homenaje al ‘indie’ antes de que fuera ‘indie’)

¿Qué es el ‘tontipop’? (Homenaje al ‘indie’ antes de que fuera ‘indie’)

“Suena mi canción, estalla el party / Dios bendiga al ‘tontipop’, Dios bendiga ‘Family’”. Estas líneas de ‘Llorando en la limo’, de Cariño, sirven como manifiesto de intenciones y como reivindicación de un estilo musical al que nunca se le ha hecho mucho caso: el tontipop.

“Suena mi canción, estalla el party / Dios bendiga al ‘tontipop’, Dios bendiga ‘Family’”. Estas líneas de ‘Llorando en la limo’, de Cariño, sirven como manifiesto de intenciones y como reivindicación de un estilo musical al que nunca se le ha hecho mucho caso: el tontipop.

La canción, con la que se dio a conocer este joven grupo madrileño, era una versión de uno de los últimos hits del artista urbano C Tangana. Originalmente, la canción tiraba de una retórica melancólica para hablar de la soledad del éxito: limusinas, sexo y lágrimas. Sin embargo, Cariño le daba otro registro social —llorando en vespinos— y le añadía fuertes dosis de ironía: el “backlash” se convertía en “Carglass”, como en el anuncio de reparación de cristales. Cambiar el “Dios bendiga el reggaeton” por el “Dios bendiga el tontipop” se convierte así en una declaración de intenciones que nos permite hablar de la esencia del tontipop: una música naif, melódica y casi siempre satírica que fue uno de los principales precedentes del indie.

La canción, con la que se dio a conocer este joven grupo madrileño, era una versión de uno de los últimos hits del artista urbano C Tangana. Originalmente, la canción tiraba de una retórica melancólica para hablar de la soledad del éxito: limusinas, sexo y lágrimas. Sin embargo, Cariño le daba otro registro social —llorando en vespinos— y le añadía fuertes dosis de ironía: el “backlash” se convertía en “Carglass”, como en el anuncio de reparación de cristales. Cambiar el “Dios bendiga el reggaeton” por el “Dios bendiga el tontipop” se convierte así en una declaración de intenciones que nos permite hablar de la esencia del tontipop: una música naif, melódica y casi siempre satírica que fue uno de los principales precedentes del indie.

adas
axolotes-2018
55462950_2638913252802462_3317260751759998976_o-1024x780
axolotes-2018

Pero si hoy hablamos del tontipop no es solo porque grupos como Cariño, Hidrogenesse o Axolotes Mexicanos estén abriendo una “nueva era del tontipop”, sino por la reciente desaparición de Inés Bayo, vocalista original de Los Fresones Rebeldes, que ha hecho que muchos medios recuerden la importancia de este género. Los Fresones Rebeldes fueron los primeros que en los noventa consiguieron abrir la escena musical a este estilo despreocupado e irónico: ‘Al amanecer’ se convirtió en un himno que todavía hoy sigue sonando en las discotecas. Pronto vinieron muchos más grupos, como Meteosat, cuyo guitarrista era Ignacio Escolar, actual director de El Diario, o La Casa Azul, de Guille Milkyway, que todavía hoy siguen llenando pabellones.

Pero si hoy hablamos del tontipop no es solo porque grupos como Cariño, Hidrogenesse o Axolotes Mexicanos estén abriendo una “nueva era del tontipop”, sino por la reciente desaparición de Inés Bayo, vocalista original de Los Fresones Rebeldes, que ha hecho que muchos medios recuerden la importancia de este género. Los Fresones Rebeldes fueron los primeros que en los noventa consiguieron abrir la escena musical a este estilo despreocupado e irónico: ‘Al amanecer’ se convirtió en un himno que todavía hoy sigue sonando en las discotecas. Pronto vinieron muchos más grupos, como Meteosat, cuyo guitarrista era Ignacio Escolar, actual director de El Diario, o La Casa Azul, de Guille Milkyway, que todavía hoy siguen llenando pabellones.

Aunque el concepto de “tontipop” nació como insulto para desmerecer este tipo de música, ya ha llegado la hora en la que nuevos grupos reivindican con orgullo esta sensibilidad noventera. ¡Dios bendiga el tontipop!

Aunque el concepto de “tontipop” nació como insulto para desmerecer este tipo de música, ya ha llegado la hora en la que nuevos grupos reivindican con orgullo esta sensibilidad noventera. ¡Dios bendiga el tontipop!

¡Comparte esta publicación!
  Suscribir  
Notificar de